Absorbeat

Te suplico, oh Señor,

que la ardiente y dulce

Fuerza de tu amor

arrebate mi mente

de cuantas cosas

hay bajo los cielos,

a fin de que yo muera

por amor del amor tuyo

como Tú te dignaste morir

por amor del amor mío.

San Francisco de Asís